11 diciembre 2011

Inspiraciones y Creatividad en nuestra vida...

Quiero recordar aquí, parte resumido de un artículo que leí en El País Semanal en la sección de Psicología, llamado "Líderes, Inspiradores y Creativos", que me pareció muy interesante...

Hay personas que cuando se cruzan en nuestro camino nos inspiran. Su presencia nos abre la mirada a otras formas de ver... nos da la esperanza de que el cambio positivo es posible y sus palabras nos da fuerzas para no tirar la toalla. En ese momento, esa persona se ha convertido en una fuente de inspiración que despierta nuestra creatividad para ser quienes realmente somos y para atrevernos a decidir, hablar y actuar. Dejamos de ser víctima de nuestras circunstancias y pasamos a ser responsables y creadores de nuestra realidad.
Para conseguirlo necesitamos visión e inspiración... Debemos reinventarnos con visión y no tanta plantificación, ya que los planes de ayer ya no sirven para el mañana. 
Con inspiración, ya que sin ella una ejecución pierde el impulso necesario para ser efectiva. 
Con atrevimiento para superar el miedo, la inseguridad y la tendencia al control que impera aún en muchos entornos y que nos impide aceptar y asumir la responsabilidad del cambio.

"Sin entendimiento no habrá confianza. Sin asumir riesgos, nada cambiará" (Teresa  de Calcuta).
Si nos resistimos a aceptar los cambios es por nuestros miedos. Podemos aferrarnos a nuestro estilo de vida, a nuestros privilegios, a las ochos "p" (posición, poder, propiedad, paga, privilegios, prestigio, persona y puesto) que son como un río de constante movimiento. Vienen y se van y luego aparecen otras que también se irán. Si intentamos detener el fluir del río, creamos una presa, se estanca el agua y provoca una presión que se va acumulando en nuestro interior.
Vivimos bajo la presión del tiempo, de las fechas límites, de lo que hay que hacer, pero, sobre todo, la presión que nos provoca el miedo a lo que pueda ocurrir.
Ante esta dinámica del comportamiento humano, necesitamos confianza, creatividad y coraje. Ir hacia el interior, saber reflexionar y dejar de buscar culpables fuera...

Hay que aprender a imaginar posibilidades e idear nuevas formas de mirar el mundo. La innovación exige estar dispuesto a pensar de forma alternativa. Conlleva un enfoque apreciativo, la habilidad de vislumbrar posibilidades radicales y la disposición para ir más allá de los límites de los problemas.

"La mente es inteligente, pero la inteligencia está afectada de locura e insensatez" (Ekhart Tolle  Autor de "El poder del ahora" libro que me gustó mucho...)

Los grandes valores fundamentales que dan sentido y contenido a nuestra vida no depende de nuestros privilegios, posesiones, roles ni propiedades. Dependerán de nuestra inteligencia, de nuestra conciencia y de ser coherentes e íntegros, de actuar alineados con lo que pensamos y decidimos. 
Debemos a prender a soltar, a no agarrar, a dejar fluir, eso es vivir sin resistencias, siendo creadores de cambios constructivos que provocan mejoras y amplían nuestros horizontes.
Para tener esta capacidad de respuesta creativa y positiva es necesario equilibrar la acción con la introversión, el silencio, la reflexión y la meditación. Así iniciamos el camino del autoliderazgo.

El País Semanal del 4 de Diciembre de 2011